La magia de Biodanza

Ocurren cosas mágicas y maravillosas. Se generan interrogantes e inquietudes que estremecen el edificio conceptual vigente.

BIODANZA es una Vía Regia para redescubrir el asombro y definitivamente para desplazar nuestros límites autoimpuestos.

La práctica del amor, en su más amplia acepción, deja en evidencia la maravilla de todo lo existente y, ¡qué duda cabe!, la INTELIGENCIA presente en todo lo existente.

El concepto de azar, para nosotros, es la excusa de la pereza. El "diseño inteligente" se acerca muchísimo más que los conceptos de evolucionismo o de creacionismo a una explicación plausible o, mejor, a un punto de partida aceptable para continuar investigando, sintiendo y descubriendo.

La inteligencia es muy anterior al programa genético y al modelo de conducción de señales a través de axones y dendritas.

Y, ¿de dónde salió "la mujer" de Caín?. El Dios que creó "la tierra de Nod" ¿era un amigo del Dios que se atribuye la creación "del hombre y la mujer"?

Y que las diferentes tortugas de las Galápagos demuestren la evolución como función adaptativa para vivir, ¿explica que ello se haya extrapolado a una función de sometimiento del más débil al más fuerte?. ¿Debemos aceptar por ello la creencia de que existen personas mejores que otras, y todo lo que se desprende de ello?

La Vida es anterior al Cosmos. Y nosotros, seres humanos, podemos ayudarnos a través del sistema Biodanza, para reconectarnos con las funciones primarias de la vida, para reconocer la singularidad de cada ser humano y la extraordinaria complementariedad entre nosotros.

Carlos Ramón y Ximena