Como sabemos, el proceso de aprendizaje jamás termina. Es como una primavera permanente, generando renuevos, deflagrando esencias y floreciendo cada día, en cualquier instante.

Queremos compartir bajo este título algunos de nuestros aprendizajes significativos y pertinentes al tema de esta página, el Principio Biocéntrico.

Gracias una vez más, por vuestras visitas.

Carlos Ramón y Ximena.