Manos a la obra, a ojos cerrados.