Grande Escuela de Concepción

Me encuentro en Concepción, tras la hermosa celebración de los 10 años de existencia de la Escuela de Biodanza de Concepción, dirigida por nuestros amigos Juan Francisco Gavilán y Marta Sickinger. Hermosa jornada la de ayer, en el teatro de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción, con el repaso de la historia que ha permitido titular a 42 nuevos/as Facilitadores/as de Biodanza. Sí, 42.

La titulación de los últimos tres de ellos, y mi alegría de poder integrar la mesa de Didactas que escuchó las presentaciones de sus monografías, con las cuales cumplían el último requisito para obtener el preciado título.

Y más tarde, la cena de celebración y la generosa expresión de afecto y vitalidad del numeroso grupo de biodanzantes.

Bravo! Escuela de Biodanza de Concepción. Gran trabajo el que han realizado hasta aquí, con excelentes frutos.

Nosotros en La Serena, vamos por ese camino, desde bastante más atrás, con la misma ilusión de contribuir a mejorar nuestro mundo, estimulando el que más y más personas logren conectarse con su propia divinidad y así pasar a iluminar el espacio circundante y más allá, hasta que juntos trascendamos las sombras que hasta hoy parecen prevalecer sobre nuestra humanidad.

Carlos Ramón.