II Encuentro Facilitadores/as de Chile

Por segundo año consecutivo logramos reunirnos l@s Facilitadoras/es de Biodanza de Chile o, al menos, un número significativo de nosotr@s, nuevamente en Picarquín, VI Región.

Alrededor de 75 Facilitadoras/es de Biodanza, de un universo que supera los 300 en todo el país. No recuerdo un Encuentro de esta envergadura en Chile, autoconvocado, entre pares de diversos lugares de este territorio..., y ha sido maravilloso, porque se deja sentir la "via regia" de la que tanto nos habló Rolando Toro Araneda, una forma cierta para transformar el orden social y cultural en nuestra casa, la Tierra, desde el predominio del miedo hacia la recuperación del amor, como fuerza organizadora de toda interacción humana y de la humanidad con su medio ambiente.

Estamos consiguiendo organizarnos en red, con sus hilos y sus nodos, sin control de entidad central alguna ni más exigencia que la de desarrollar cada quien su propia actividad, en el lugar que habita y al ritmo que le es natural y orgánico. Es esta creatividad de cada cual la que se pone así a disposición de la red y se nutre -a la vez- de la misma.

Constituimos l@s Biodanzantes del mundo y, de sobremanera, l@s  Profesores/as de Biodanza, una fuerza incontenible de transformación, donde el temor a la diversidad desaparece tras el descubrimiento de la unicidad profunda de los seres humanos entre sí y con su entorno.

Y hemos tenido una nueva y magnífica jornada para expresar lo que sentimos, escuchar y proponer cada vez con menos temor -quienes aún puedan experimentarlo- de ser desdeñad@s o de sentir en alguna medida menoscabo personal.

Nos hemos mirado y nos hemos visto, una vez más, l@s un@s a l@s otr@s, directamente a los ojos..., allí donde se encuentra nuestra presencia, es decir, donde nos salimos del tiempo y donde el rumor incansable de nuetro pensamiento deja su protagonismo, para retomar el fluir natural de la emoción y del sentimiento. 

Carlos Ramón.